Diferencias y similitudes entre emprendimiento e intraemprendimiento.

5 octubre, 2021
Innovación

En determinadas ocasiones, el término emprendedor se utiliza indistintamente para referirnos a otros muchos conceptos que poseen ciertas diferencias sustanciales.

Uno de esos es el caso del intraemprendimiento, del que poco se ha oído hablar aún y con el que no estamos familiarizados. Sin embargo, se trata de una nueva tendencia de la que cada vez más empresas hablan. ¿Quieres saber de qué se trata? En el artículo de hoy tratamos las diferencias entre estos dos términos y también entre emprendedor, empresario e intraemprendedor.

Emprendedor, empresario e intraemprendedor, ¿son lo mismo?

Antes de entrar de lleno en las diferencias y similitudes entre emprendimiento e intraemprendimiento, es necesario conocer a qué nos referimos cuando hablamos de emprendedor, empresario e intraemprendedor.

El emprendedor es una persona que tiene una idea de negocio que responde a una necesidad identificada y que, asumiendo muchos riesgos e invirtiendo capital y otros recursos, pone en marcha su propio proyecto empresarial. Un emprendedor está caracterizado por su capacidad para innovar, ya sea en la oportunidad de negocio o en la forma de llevar su proyecto. Riesgo e innovación son dos palabras que generalmente caracterizan a un emprendedor.

Por otro lado están los empresarios. Un empresario es un titular de una empresa. Es decir, un propietario o directivo de un negocio. El empresario se dedica a una actividad económica organizada para la venta de productos o prestación de servicios. Tendrá el riesgo que está dispuesto a asumir más calculado, con el objetivo de desarrollar un negocio económicamente viable. No importa tanto que las ideas de negocio ya estén en el mercado, el empresario se centra en la obtención de resultados favorables y en aumentar la rentabilidad de su negocio.

Entonces, ¿qué es un intraemprendedor? Para aclarar las diferencias entre los tres, vamos a definir qué es un intraemprendedor. Para explicarlo, partimos de la definición que hace la Real Academia Española (RAE) del prefijo intra – el cual significa ‘dentro de’, ‘en el interior’. Junto a emprendedor, entendemos que intraemprendedor es una persona que emprende dentro de una empresa, como parte de ella. Lo cierto es que existen dos tipos de intraemprendedores.

Por un lado, está la figura del intraemprendedor como aquel que, trabajando para una empresa, desarrolla una nueva línea de negocio o innova dentro de ella. Lo hace desde la perspectiva de adquirir responsabilidad y liderazgo de un proyecto propio, y de generar nuevos modelos de negocio que resulten beneficiosos para la empresa en cuestión.

Por otro lado, tenemos la figura del intraemprendedor como un perfil autónomo que realiza un proyecto innovador dentro de una empresa, siendo amparado en todo momento por esta, aprovechando el know-how de la misma y sus recursos.

Lo cierto es que los intraemprendedores son perfiles muy valorados por las empresas puesto que son fuente de nuevas ideas, líneas de negocio diferentes o revalorización de la compañía.

Emprendimiento e intraemprendimiento, diferencias y similitudes

Ahora que ya tienes claras las diferencias entre emprendedor, empresario e intraemprendedor es momento de pasar a ver en concreto las diferencias y similitudes entre los dos conceptos clave de este artículo: emprendedor e intraemprendedor.

Ambos poseen muchas similitudes pero también diferencias sustanciales. El emprendedor empieza su actividad empresarial propia desde cero, en ocasiones sin recursos, mientras que el intraemprendedor cuenta con recursos dentro de la estructura empresarial de un negocio ajeno. La asunción de riesgos y la cantidad de recursos disponibles son por tanto las principales diferencias entre ambos.

Por otro lado, podemos decir que el nivel de presión y estrés que soportan y el grado de innovación de sus ideas, son dos cuestiones que acercan a estos dos tipos de emprendedores.

En el contexto actual cabe destacar que el intraemprendimiento se está convirtiendo en una estrategia a todos los niveles en las organizaciones. Las empresas ya no buscan empleados que se limiten a hacer su trabajo. Buscan a personas con inquietudes, expectativas, ideas y mucha proactividad para convertir las relaciones empresariales en sinergias en las que ambas partes salen beneficiadas. Además, presenta una serie de ventajas como la posibilidad de innovar y poner en marcha nuevas líneas de negocio, revalorizando el trabajo del empleado y su talento y motivando al equipo con el desarrollo de nuevos proyectos.

Esperamos que este artículo haya servido para tener una visión más clara de las nuevas formas de emprendimiento que están surgiendo como consecuencia del desarrollo empresarial y su adaptación a los perfiles de empleados.

En UnLimited Spain nos proponemos dar a las empresas un sentido más social y respetuoso con el entorno. Si eres una empresa, un emprendedor o pretendes serlo y quieres que tu negocio tenga una visión más consciente, ponte en contacto con nosotros. Desde UnLimited Spain te ayudaremos.

Te puede interesar