Beneficios y ventajas de los programas de aceleración para las empresas

8 febrero, 2022
Innovación

Llevamos más de seis años impulsando programas de aceleración junto a grandes empresas e instituciones bajo la premisa de que el éxito empresarial debe ser concebido desde una perspectiva más amplia que el rendimiento económico, aunque éste sea imprescindible.

En UnLimited Spain creemos que parte de la obligación de las empresas está en la creación de valor, no sólo económico, sino también para la sociedad.

Y no estamos solos. Cada vez son más las empresas – pequeñas, medianas y grandes – que se despiertan ante este desafío y que incluyen en sus agendas el impacto, la sostenibilidad y la innovación.

Una manera de hacerlo es trabajar con startups de impacto que apoyan la “nueva economía” e impulsar proyectos con soluciones para resolver los retos sociales y medioambientales a los que nos enfrentamos. Porque para tener una mejor vida y un futuro próspero, se necesitan mejores empresas.

Nuestra experiencia impulsando programas de aceleración de startups de impacto junto a grandes empresas nos ha enseñado que son muchas y distintas las maneras en las que las grandes empresas pueden ayudar a las startups. A continuación mencionamos las 5 que destacamos.

La experiencia – individual y colectiva – y la trayectoria que tienen las grandes empresas derivan en fórmulas y conocimiento que no se pueden obtener de un día para otro. 

Es algo que va más allá de los perfiles profesionales, la acumulación de años o la formación. Este expertise no es personal y estático, sino que permea en toda la gestión de la organización (procesos, recursos, personas) impactando directamente en la eficiencia de los resultados. 

Así, los proyectos seleccionados en nuestros programas cuentan con el apoyo de los empleados de la gran empresa con experiencia en distintas áreas. Ellos son quienes ejercen como mentores, asesores o formadores y comparten con los participantes su experiencia y know how

Los emprendedores pueden recibir apoyo de un grupo de asesoramiento compuesto por perfiles multidisciplinares, estimulando el aprendizaje y el conocimiento desde una perspectiva más amplía, lo cuál permite una visión sistémica.

Por ejemplo, según nuestra Radiografía de Startups de Impacto en Salud, aproximadamente el 59% de los proyectos que se han registrado en Emprende inHealth, el programa de apoyo al emprendimiento en salud que impulsamos junto a Lilly España, tienen en su plantilla a menos de 5 empleados. ¿Qué crees que estos proyectos pueden aprender de una multinacional con más de 34.000 empleados y con más de 145 años en el mercado? ¡Seguro que son muchas cosas las que se te vienen a la mente!

La profesionalización de un proyecto que recién empieza será clave para que éste pueda alcanzar el éxito y perdurar en el tiempo. La estructura, la planificación, la priorización de objetivos o la eficiencia serán fundamentales para que una idea o un proyecto se haga realidad y sea capaz de consolidarse, mantenerse y crecer. 

Los testimonios de los emprendedores y emprendedoras que pasaron por alguno de nuestros programas de aceleración destacan la redirección de la estrategia, la solidez en el modelo, el crecimiento sostenido y eficiente que les ayudaron a alcanzar desde la gran empresa. 

La mayoría de los programas de aceleración tienen dentro de sus características la implementación de planes de comunicación que incrementan el alcance de los proyectos. De esta forma los emprendedores aumentan su visibilidad, contribuyen a su reconocimiento en el mercado y su credibilidad ante los stakeholders. Además, suelen participar en eventos (congresos, ferias, networkings) y acceden a una red de contactos, entre ellos agentes clave del sector.

Las ventajas que trae una red de contactos no son solo a nivel funcional, sino también personal y social. Los vínculos que se construyen en estas colaboraciones no son puntuales, sino que trascienden en el tiempo. Co-creación, intraemprendimiento, amistad, recomendaciones, apoyo, alianzas o mentoring son algunos de los conceptos que surgen a raíz de la relación entre una startup y una gran empresa. 

Hasta ahora hemos visto todo lo que aporta una startup a una gran empresa en un programa de aceleración corporativa. Pero, ¿y al revés? De igual manera, las startups pueden tener un gran impacto en una gran empresa.  Estos son algunos beneficios de esta relación para las empresas:

La cultura empresarial surge a raíz de los comportamientos que se dan entre los distintos miembros de una organización. Las relaciones, las premisas básicas y los procesos en las grandes empresas son, generalmente, muy distintos a los que encontramos en las startups. 

Los programas de aceleración son un puente que construimos entre la gran empresa y las startups, un puente a través del cuál se comparten valores, conocimientos y actitudes. 

Aunque el cambio cultural necesita tiempo, en los grupos de trabajo junto a las startups se construyen relaciones en las que se comparte una visión, se establecen normas de comportamiento y todos trabajan orientados hacía los objetivos establecidos. A través de esta integración, comienzan a surgir nuevas pautas culturales. 

Entendemos el intraemprendimiento como la implementación de prácticas usadas por startups dentro de una gran organización, derivando en la adaptación de actitudes y estrategias propias de empresas emergentes y muchas veces en innovación.

El intraemprendimiento no podría existir sin creatividad, sin tiempo y sin el respaldo de la organización. La colaboración entre startups y empresas es una manera de fomentarlo, ya que los empleados de la gran empresa están en contacto directo con empresas emergentes y herramientas de emprendimiento. 

Aquí puedes conocer más sobre las diferencias y similitudes entre emprendimiento e intraemprendimiento. 

El contacto con startups puede ayudar a las empresas a identificar maneras de retar y agilizar los procesos,  implementar cambios sin tanto miedo al fracaso, e implementar nuevas ideas y maneras de hacer negocios. Ayuda, de alguna manera, a identificar barreras que pueden estar bloqueando el potencial futuro del negocio. Ya no basta con ser eficientes ni efectivos, sino que debemos encontrar maneras de dinamizar y crear valor. 

Aunque en este artículo destacamos tres maneras en las que una startup puede ayudar a una gran empresa, en realidad son muchos los aprendizajes percibidos por los participantes de los programas de aceleración. Entre los testimonios encontramos lecciones asociadas a la resiliencia, la creatividad, la capacidad de adaptación, entre otros. 

La alianza entre startups y empresas más consolidadas y tradicionales promueve el aprendizaje en ambas organizaciones y acelera el recorrido de los emprendedores. La suma de estos beneficios deriva a su vez en la escala del impacto generado, por lo que el beneficio que se entrega a la sociedad será mejor y mayor. No solo se acelera a la startup ose promueven transformaciones en la gran empresa, sino también el cambio que queremos ver reflejado en la realidad. En resumen, tienen un efecto multiplicador. 

Si eres una gran empresa o una startup y quieres saber más sobre nuestros programas de aceleración, suscríbete a nuestra newsletter. 

Te puede interesar